Hotel Ciudad de Burgos

Morcilla de Burgos, recetas y variedades de la reina burgalesa

Por | 21 agosto, 2018 | 0 comentarios

morcilla de Burgos, recetas y variedades

La morcilla de Burgos nos chifla en cualquiera de sus variedades, presentaciones o formas de cocinarla. Es algo que todos los burgaleses llevamos muy dentro y defenderemos allá donde haga falta. Y ¿qué sería de una visita a la ciudad sin probar esta famosa especialidad?. Sería imperdonable. Hoy os contamos todos los secretos de nuestro producto estrella más internacional. Los ingredientes, recetas y variedades más ricas de la morcilla de Burgos que podéis encontrar en el mercado.

Ingredientes de la morcilla de Burgos


¿Sabías que la morcilla de Burgos aún no dispone de un sello de calidad que la ampare bajo la figura de DO (Denominación de Origen) o IGP (Indicación Geográfica Protegida)? Cuesta creerlo, pero así es. La Denominación de Origen no puede ser avalada puesto que uno de sus ingredientes principales, el arroz, proviene de importaciones de fuera de la provincia. Sin embargo, actualmente se está luchando por obtener la IGP.

En cualquier caso, nuestra morcilla es única y está considerada como la mejor del mundo. Así que vamos a conocer los ingredientes que le dan ese sabor tan especial y característico, y que la han hecho tan famosa fuera de nuestras fronteras.

  • » Arroz
  • » Cebolla horcal
  • » Manteca de cerdo
  • » Pimienta molida
  • » Pimentón dulce y picante
  • » Sangre de cerdo
  • » Tripas de cerdo, vaca o ternera
  • » Sal

Como podéis observar, la mayoría de estos ingredientes están asociados a la matanza del cerdo. Una tradición que estuvo muy arraigada en nuestros pueblos desde antaño. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII cuando se empezó a elaborar con arroz. El ingrediente que la distingue de tantas otras. Y es que, en esa época los comerciantes introdujeron el arroz valenciano hasta nuestras tierras, consolidando lo que es hoy en día la morcilla de Burgos.

¿Habéis oído alguna vez la frase ‘del cerdo se provechan hasta los andares’?. A los dichos populares nunca les falta razón. Y si no, que se lo pregunten a nuestro padres y abuelos. El líquido resultante de la cocción de las morcillas, el llamado caldo mondongo, era posteriormente utilizado para dar sabor a las sopas.

Variedades de la morcilla de Burgos


Dicen que una buena morcilla de Burgos tiene que ser sosa, sabrosa y picajosa. Ya hemos hecho un repaso por los ingredientes principales que debe contener pero, en cada zona, o incluso, en cada casa, le dan un toque particular. Sobre todo, gracias a la adición de especias. Las más habituales son la pimienta molida y el pimentón, pero también las podemos encontrar con un toque de canela, orégano, clavo, tomillo o anís.

Como veis, hay multitud de variedades de un mismo producto. Pero veamos cuáles se han hecho más famosas y podemos encontrar con más facilidad en tiendas, supermercados o en las cartas de los restaurantes de toda la provincia.

» Morcilla de Cardeña. Los nombres de Cardeñadijo y la morcilla de Burgos están ya estrechamente ligados. Sin lugar a dudas, es una de las variedades más demandadas de la provincia. Tanto es así, que alguno de sus productores ha querido dar una vuelta de tuerca y ofrecer productos tan innovadores como las morcillas de autor.

» Morcilla de Sotopalacios. Un pequeño pueblo situado a sólo 10 kilómetros de Burgos que vive arraigado a la producción de morcilla desde hace décadas. Aquí las cuecen con todos sus ingredientes en crudo y le añaden pimienta de Indonesia y pimentón de la Vera.

Éstas son sólo las más representativas, pero puedes encontrar otras variedades en Lerma, Villarcayo, Covarrubias, Quintanilla Vivar, Villadiego, Aranda de Duero o Miranda de Ebro, entre otras. ¿Cuál es la más rica? Imposible decirlo, eso ya lo dejamos a vuestro paladar.

Recetas: ¿cómo cocinar la morcilla de Burgos?


Morcilla de Burgos recetas y variedades

Esto también depende de los gustos personales del consumidor. La morcilla de Burgos se puede consumir cruda, asada, a la parrilla o frita. Además, la encontramos como plato principal, casi siempre acompañada de riquísimos pimientos del piquillo, en revuelto y, por supuesto, como acompañante de recetas populares más potentes como la olla podrida. Combina a la perfección con los cocidos. También es habitual incluirlas dentro de un buen plato de alubias o lentejas. En el artículo sobre los platos más típicos de Burgos encontraréis mucha información al respecto.

Como no podía ser de otra forma, la morcilla de Burgos es uno de nuestros platos estrella en el restaurante del Hotel Ciudad de Burgos. La podréis degustar acompañada de pimientos o en la modalidad de bombones de morcilla. Y, por supuesto, no hay mejor recuerdo que llevarte una morcilla para casa, o unas cuantas si procede. Os lo ponemos muy fácil, podéis adquirilas en el propio hotel.


No se a vosotros pero aquí nos ha entrado una gula tremenda. Así que no se nos ocurre mejor forma de despedir este artículo que con nuestros mejores deseos: ¡que os den morcillas!.

Categorías: Qué hacer en Burgos

+34 608 742 771

Trip Advisor
Hotel Gran Bilbao